Historias de Moncloa-Aravaca: La Iglesia del Buen Suceso

330

AMELIA GONZÁLEZ.- Las ruinas de los cimientos del Hospital Real de Corte e Iglesia del Buen Suceso, halladas bajo la Puerta del Sol y que hoy se pueden admirar desde la estación de Metro, son buena prueba de que hubo una Iglesia del Buen Suceso en la Puerta del Sol.

Mandado edificar por Carlos I, en torno a 1529, los primeros cometidos del hospital fueron los de asistir a soldados procedentes de las innumerables guerras que asolaban Europa y a los funcionarios de la Corte que, aunque itinerante aún en aquellos años, registraba cada vez un mayor número de cortesanos a su servicio asentados en Madrid.

Soldados y cortesanos anónimos hoy en día pero que en vida tuvieron familia, sueños y esperanzas. Cada uno con su propia historia que, como decíamos más arriba, el tiempo sepultó. Historias en 60 camas, las que disponía el Hospital al comenzar su actividad y que en 1561 está plenamente operativo.

30 años después y ante la mala calidad de los materiales empleados, los cimientos del Hospital están dando muestras de debilidad. Felipe II ordena a la Junta de Policía de Madrid la demolición del Hospital y la construcción en su lugar, de una nueva iglesia y enfermería. La iglesia sería conocida como la del Buen Suceso.

Puerta del Sol hacia 1800. En el centro, la Iglesia del Buen Suceso y, a la derecha, el Convento de Nuestra Señora de las Victorias
Puerta del Sol hacia 1800. En el centro, la Iglesia del Buen Suceso y, a la derecha, el Convento de Nuestra Señora de las Victorias

¿Y de dónde viene tan halagüeño nombre? Gracias a Gabriel Fontanet y Guillermo Martínez, dos hermanos de la orden hospitalaria fundada por Obregón Ríjola, que en 1606 emprendieron un viaje a Roma y que, de camino a tierras italianas, encontraron, en un abrupto paraje entre el Reino de Valencia y los territorios catalanes, una pequeña imagen de la Virgen María que llevaron consigo hasta la ciudad del Tíber donde el papa Paulo V la bautizó como del Buen Suceso.

Durante la Guerra de la Independencia la Iglesia sufre varios daños que afectan seriamente a su estructura. Las luchas que se suceden día tras día en la Puerta del Sol convertirán al a Iglesia en un símbolo de la resistencia contra el invasor francés. Pero a todos -y a todo- nos llega el final en esta vida y a la Iglesia del Buen Suceso y Hospital le sobrevino el fin el 24 de Febrero de 1854, fecha en que comienzan las obras para la reforma de la Puerta del Sol.

Del edificio sólo quedaron unas columnas, que fueron llevadas a la Casa de Bruguera, en el paseo de la Castellana. El famoso reloj que hoy corona la torre de la Casa de Correos, estaba originalmente situado en la fachada de la iglesia y, el lugar de esta, que desaparece por completo de la Puerta del Sol, se construye el Grand Hôtel de París que, a mediados del siglo XX recibe el icónico cartel luminoso del “Tío Pepe”, hoy en día Flag Ship Store en España de una famosa marca de ordenadores.

El edificio desapareció, pero el culto aún sigue vivo en nuestros días. Un nuevo templo se construyó en el por entonces nuevo Barrio de Pozas (hoy de Argüelles). En 1868 queda inaugurada la nueva Iglesia y hospital, obra del arquitecto Agustín Ortiz de Villajos.

Y la iglesia del Buen Suceso que podemos contemplar hoy se haya en la Calle Princesa número 43 obra de los arquitectos Manuel del Río MartínezIgnacio Ferrero Ruiz-de la Prada y Juan Hernández Ferrero./

Dejar respuesta