Ruta renacentista por la Casa de Campo

785
Fotografía tomada desde el mirador de "La Huerta de la Partida". Casa de Campo

Miembros de los grupos municipales de la Junta Municipal del Distrito de Moncloa realizaron el pasado 20 de noviembre una visita a la Casa de Campo. Por su interés reproducimos a continuación el artículo que sobe la ruta que se realizó ha elaborado para nuestra revista la vocal vecina del Grupo Municipal Partido Popular, Conchita Martín.

CONCHITA MARTÍN.- La Casa de Campo conserva el nombre que originalmente le pusieron los Vargas, ya que era su lugar de recreo fuera de Madrid. Posee una serie de acuíferos que han sido reconducidos o se han secado, pero que nutren el lago y la frondosidad de su entorno.

La Casa de Campo, que forma parte de los Reales Sitios, cuenta con diferentes momentos en su formación, existe una extensión inicial, que el Rey Felipe II adquiere de los Vargas, cuando traslada la Villa y Corte a Madrid, y fija la residencia real en el antiguo Alcázar; el Rey está tan agradecido a los Vargas, que le venden la propiedad, que conserva los escudos en la fachada principal, añadiendo el escudo Real (ambos ahora desaparecidos). Posteriormente Fernando VII amplía el recinto más allá de lo que hoy conocemos como Reservado chico y Reservado Grande, y comienza a comprar las fincas de alrededor, extendiendo la inmensidad del lugar prácticamente a como hoy se conoce. Sabatini se convirtió en el mejorador y constructor de los acueductos y remodelación de algunos lugares. La República de 1931 mejora y activa también el lugar, abriendo las fuentes que habían quedado ocultas por el paso del tiempo. También la Guerra Civil deja su impronta en el lugar, modificando o destruyendo, dada la complejidad de la Contienda que se circunscribe a la Casa de Campo durante varios meses.

Dicha Casa de Vargas contaba con unos jardines cuadrados, ahora abandonados, en los que han quedado ubicados los viveros municipales, con los invernaderos. Las denominadas grutas renacentistas, de estilo italiano han surgido después de una remodelación del lugar, descubriendo bajo el encofrado, un artesonado en ladrillo, columnas de mármol de Carrara, fuentes y escenas mitológicas.

La Casa Vargas se ha convertido en el caballo de batalla de la Junta Municipal en pleno, tratando de evitar que se instale allí una Escuela Gastronómica, en la que está empeñada la Alcaldesa, y que desde nuestra situación tratamos de disuadir. Aprovechando la remodelación de dicho lugar, y dada su situación en la misma puerta de acceso al lago, parece el lugar ideal para ubicar un Centro de Interpretación de la Casa de Campo, aprovechando su potencial natural. Ofrece numerosas posibilidades de defensa de este maravilloso recreo de los madrileños.

HUERTA DE LA PARTIDA

La “Huerta de la Partida”, que ofrece un aspecto inmejorable después de haber sido cubierto de árboles frutales de fácil acomodación. El lugar en cuestión fue convertido en una escombrera, durante las obras de soterramiento de la M30; posteriormente se cubrió de tierra y pasó a adquirir un aspecto novedoso y en pleno otoño un refugio colorista a tener en cuenta. Caminamos hasta el mirador de Madrid; el día lluvioso nos dejó apreciar en parte una vista prodigiosa del Palacio Real y la Monumental de la Almudena, envuelta en niebla, pero no por ello, menos bello. Recorrimos entre castaños de Indias de cierta antigüedad y desembocamos en el lago y en el Centro de interpretación morfológica y acuífera, la maqueta etc.

Dado que el día no ofrecía muchas más posibilidades, dejamos el resto del plan para otra ocasión, en la que visitaríamos el Camino de los Romeros, Encinar de San Pedro, Mariposario, el observatorio de aves y el Cerro de Garabitas, las trincheras del Frente de Guerra. Como se puede apreciar, aún queda una parte importantísima de ese bien cultural del que gozamos los madrileños. La jornada fue tan instructiva como enriquecedora, la convivencia hace que se acerquen las posturas políticas, cuando el bien común se constituye en la prioridad de nuestras acciones de gobierno./

El grupo que realizó la ruta renacentista por la Casa de Campo el pasado 20 de noviembre

1 Comentario

  1. Yo, os ofrezco visitar “La ruta Madrid-Río”. Desde el puente de Segovia al del Rey pasando por: La ermita de la Virgen del Puerto, la Huerta de la Partida, el Mirador y la casa de los Vargas, acabando en la Glorieta de san Vicente.
    Cuando queráis
    Un saludo

Dejar respuesta